El 22 de abril, a menos de 20 días de asumir el cargo, Jorge Yunda, alcalde electo de Quito, se reunió con Pablo Moreira, presidente del Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE-P) y Felipe Corral, Director General de la Entidad Colaboradora de Proyectos del CAE-P (ECP), para dialogar sobre cómo el gremio, desde sus distintos proyectos, capacidad convocante, de gestión y de desarrollo de nuevas propuestas, puede aportar al desarrollo de la ciudad.

Durante el encuentro, Yunda se mostró muy interesado en desarrollar alianzas con este gremio y ratificó su interés en mantener un diálogo abierto y permanente con los distintos actores en el hacer ciudad.

Moreira, por su parte, habló sobre El Proyecto Piloto de Reforzamiento Estructural que está llevando a cabo el Foro de la Ciudad®, el modelo exitoso que tiene la delegación municipal en la Entidad Colaboradora de Proyectos, la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito y la posibilidad de democratizar la planificación y el diseño de la ciudad, a través de la organización de Concursos, entre los temas más relevantes;  entregó, además, un documento compendio con 10 temas relevantes para la ciudad, con su respectivo diagnóstico y propuestas y tres proyectos vinculados con la mejoramiento de barrios, programas de vivienda y arbolado urbano.

Corral destacó el trabajo y la trayectoria de la ECP desde su creación en el 2012 y la importancia del aporte que esta brinda en la certificación técnica del cumplimiento de la Normativa Vigente y el mejoramiento de la calidad edilicia y el ordenamiento territorial en el Distrito Metropolitano de Quito.

El encuentro se realizó en las instalaciones del Hotel Quito y representa el inicio de una serie de diálogos entre el CAE-P y el nuevo gobierno local, ratificando el compromiso de actuar en conjunto por una ciudad más digna, amigable, segura y planificada.

Con este primer acercamiento, se espera que los diferentes proyectos y propuestas del CAE-P sean considerados para guiar y encaminar los planes de ciudad que la alcaldía desarrolle durante el nuevo periodo y así unir esfuerzos para hacer de Quito una urbe moderna y humana, culturalmente diversa y que mantenga vivo su patrimonio histórico.

Comments

comments