• Se estima que el 65% de las construcciones en la ciudad son informales, lo cual representa un riesgo para aproximadamente 1.5 millones de habitantes.
  • El Colegio de Arquitectos de Pichincha y El Foro de la Ciudad unen esfuerzos para reforzar estas estructuras y salvaguardar vidas humanas ante un evento sísmico de gran magnitud.

Con la finalidad de expandir y consolidar su corresponsabilidad social en la provincia, el Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE-P), a través de El Foro de la Ciudad, promueve un proyecto piloto de reforzamiento estructural en edificaciones vulnerables al riesgo sísmico, el cual está conformado por varias fases que involucran a instituciones, autoridades, profesionales, academia y comunidad.

Las actividades que componen este piloto, que además cuenta con el apoyo de la Entidad Colaboradora de Proyectos (ECP) y la cooperación del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y la Iniciativa 100 Ciudades Resilientes, iniciaron a finales de marzo del año en curso con un taller teórico – práctico dictado por el Ing. Patricio Placencia, cuyo objetivo fue determinar procedimientos, materiales, tiempos y presupuestos del sistema de reforzamiento.

Vulnerabilidad y riesgos, temas prioritarios

Quito es una ciudad altamente vulnerable a amenazas de carácter natural. Según estimaciones, cerca del 70% de las viviendas son vulnerables frente a un sismo y muchas se encuentran localizadas en zonas inseguras, usualmente a lo largo de la periferia de la urbe.

Ante esta problemática y a pesar de las acciones emprendidas por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, se hace evidente la necesidad de propuestas que faciliten la evaluación y reforzamiento de las condiciones estructurales de las edificaciones con el objeto de asegurar su estabilidad.

Considerando esta realidad, El Foro de la Ciudad – espacio abierto de reflexión, discusión y debate – realizó cuatro sesiones para analizar temas de relevancia y urgencia, tales como vulnerabilidad sísmica en Quito, gestión del riesgo sísmico, construcción de políticas públicas en la gestión de riesgos y resiliencia.

Estas reuniones sirvieron para levantar un diagnóstico sobre la vulnerabilidad de la ciudad y plantear la ejecución de un proyecto piloto de carácter demostrativo. Así nació esta iniciativa que buscar proponer un método de reforzamiento estructural que sea social y económicamente factible, además de aportar un sistema de gestión que involucre a múltiples actores para lograr el reforzamiento estructural de viviendas mediante la replicabilidad del modelo.

Como resultado se pondrá a disposición de las autoridades locales y nacionales un documento sistematizado que recogerá cada uno de los procesos operativos que abarquen las variables sociales, económicas y especialmente técnicas a través de la formulación de modelos de reforzamiento. De igual manera, se buscará incidir en la academia, impulsando la formación de profesionales que aporten con soluciones a uno de los retos más importantes de la ciudad.

La Roldós: epicentro del piloto

El barrio Jaime Roldós, comúnmente conocido como “La Roldós”, fue el escogido para el piloto por haber surgido como resultado de un proceso de ocupación informal de tierras ubicadas al noroccidente de Quito y poseer viviendas que, según datos del último censo del 2010, registran un sistema constructivo que responde únicamente al criterio de la funcionalidad, dejando de lado lo técnico. Modelos de simulación del comportamiento dinámico realizados evidencian que, ante un evento sísmico de mediana intensidad, este tipo de construcciones tienen la probabilidad de sufrir daño extensivo en un 80%, y de colapso en un 45%.

Además, este barrio posee componentes socio-espaciales que se encuentran en muchos otros barrios de la ciudad, lo cual eleva el grado de replicabilidad del proyecto.

Representantes del CAE-P y El Foro de la Ciudad se reunieron con los líderes barriales y comunidad en general para presentar el proyecto y hacer un llamado a prevenir pérdidas humanas y materiales en caso de sismos de gran magnitud. Los habitantes del barrio se mostraron muy interesados y liderados por Leonardo Cuesta, presidente de la Cooperativa Jaime Roldós Aguilera, aceptaron sumarse para resguardar sus vidas y las de sus familias, así como para proteger su patrimonio edificado.

Próximas actividades  

Después de realizar el primer taller que estuvo dirigido a la academia (docentes y estudiantes), profesionales (ingeniaros y arquitectos), trabajadores (maestros y albañiles), sector público y hacedores de la política pública, se tiene previsto el reforzamiento estructural en una edificación pública (escuela) ubicada en “La Roldós”, dando prioridad a la protección de niños y niñas y con la finalidad de seguir sumando voluntades e incrementar el interés de la comunidad.

Posteriormente se aplicará reforzamiento estructural en tres viviendas con tipologías de un alto grado de replicabilidad en el DMQ y en una edificación de una escuela del sector. Esto permitirá formular un manual de procesos y modelo de gestión que incluya todas y cada una de las variables del proyecto.

Comments

comments

Pin It on Pinterest

Share This