El edificio CIESPAL se inició a partir de un concurso de méritos que fue ganado conjuntamente por Milton Barragán y Ovidio Wappenstein, para diseñar en colaboración el proyecto sede de esta importante entidad regional dedicada a estudio superiores de comunicación para América Latina. La obra se emplaza en el sector de La Pradera, sobre la avenida diego de Almagro, en un apretado lote esquinero que fuera donado por la municipalidad. El programa arquitectónico se planteó dentro de una solución volumétrica que diferencia los niveles destinados a eventos públicos de otros espacios destinados a gestión y aulas para estudios. Desde del nivel del acceso se ubican hacia abajo, el auditorio para conferencias con contiguos espacios de trabajo, difusión y recepciones; y desde el mismo nivel, hacia arriba, aquellos destinados a la administración y aulas para usos múltiples.

La inclusión del auditorio en el subsuelo, con capacidad para 300 personas, era condición básica del programa, que por fuerza restringía el uso del espacio aéreo superior. Esto planteaba un desafío estructural, que se logró solucionar proyectando una torre cuadrada de diafragmas de hormigón, la misma que jugaba un rol protagónico y articulador como soporte de un bloque que se despliega en voladizos de 8 metros hacia sus 4 costados. La solución escogida revela el efecto de bloque aéreo flotante característico del edificio en su entorno.

Aparte de las distinciones y publicaciones que reseñan este edificio quiteño, cabe mencionarlo como el primer proyecto que integró el catálogo de la exposición realizada por el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, denominada Latin America in Construction: Architecture 1955-1980, que tuvo lugar en 2015.

El edificio CIESPAL es una expresión del espíritu transformador que animo a su creación. Constituye uno de los ejemplares destacados del brutalismo en el ecuador, en virtud de una serie de innovaciones destacables, que van desde los constructivo -por la sencilla y contundente resolución del volumen suspendido- hasta lo funcional, por la autenticidad con la que se describen los componentes principales del programa. Y en particular, en lo compositivo, por tratarse de una irrupción plástica inusual dentro del paisaje urbano del centro norte se Quito.

Bibliografía

Patrimonio, I. M. (2018). Milton Barragán Dumet, 60 años de arquitectura. Quito: Municipio Distrito Metropolitano de Quito.

Comments

comments