En esta ocasión el CAE-Visita, se fue al cálido clima de Tumbaco, visitamos la CASA X del Arq. Adrián Moreno y Arq. María Samaniego, quienes nos recibieron con el mayor de los agrados. Partimos desde el Colegio de Arquitectos a las 10 horas alrededor de 50 personas, dividiéndonos en dos grupos, para la explicación del proyecto.

Siendo las 11 horas, Adrián comienza con la explicación de su proyecto; “Casa X nació fuera de contexto. Como una respuesta elemental que pudiera implantarse en varios lugares, fue diseñada cuando aún no se conocía cuál sería su solar. Tiene algo de plan de vivienda flexible en su naturaleza, pensada para ser desplegada  y articulada con rapidez cuando se presentara la oportunidad de un terreno: casa a la espera. También tiene algo de carpa y campamento; no en su forma, pero sí en su agilidad para colonizar un lugar y adaptarse a él”

Al no tener un terreno cuando nos planteamos diseñar nuestra casa, desarrollamos un esquema elemental que podría funcionar para Quito o los valles al este de la ciudad; esto implicó sintetizar nuestra experiencia en una forma abstracta, que podría ser ubicada en cualquiera de los lotes que probablemente encontraríamos: una caja abierta cuyos límites espaciales serían la cordillera oriental y occidental.

El sistema constructivo y los materiales fueron consideraciones paralelas y se decidieron sobre premisas similares: un sistema que fuese modular y permitiese la toma de decisiones de acuerdo a variaciones en el presupuesto y el sitio.

Estaba armada para aterrizar sobre una plataforma de hormigón armado que también podría ser de despegue si la estructura ligera de acero estuviera empernada en lugar de soldada. Lo interesante y paradójico es que, a pesar de que fue diseñada en el plano de la abstracción y lo soñador, su entrada es plenamente contextual. El secreto de su éxito radica en que si bien Casa X no fue diseñada para un solar específico, respondiendo a sus condiciones particulares, sí fue pensada dentro del contexto de la ciudad de Quito, con un principio genérico para después poder reutilizarlo en diseños posteriores. “La casa es un espacio abstracto con consciencia de lo concreto”.

Una casa estratega, estaba diseñada para ocupar cualquier lugar de la plataforma lineal que habita las alturas, la casa empezó a armarse con módulos de 6X6X9 con el pensamiento de irla trabajando en su armado de poco a poco. Tiene dos espacios contenedores, el uno social y el otro privado con la posibilidad que el espacio social tenga un espacio privado en una primera etapa y la presencia del patio como principio operador de la casa.

Otro factor, que fue definitivo en la capacidad para contextualizarse de esta obra, es su materialidad. Está forrada con paneles de acero que admiten la oxidación y se dejan inscribir por el tiempo, entrando en resonancia con el exterior. Su parte interior, en cambio, envuelve cálidamente todos los espacios y cuyas texturas varían en una composición metódica y sutil.

Finalmente Adrián nos cuenta que desde que se realizó este proyecto se mantiene la idea de trabajar desde los principios universales, no solo desde los principios en la arquitectura, sino como estos deben volverse específicos al enfrentarse a un clima y aun terreno totalmente desconocidos. “La casa es nuestro banco de pruebas, ya que la idea desde un principio era probar un montón de cosas, desde los principios espaciales, hasta los principios materiales”, concluyó.

Comments

comments

Pin It on Pinterest

Share This