De izquierda a derecha Arq. Jacobo Herdoiza, Secretario de Territorio Hábitat y Vivienda del Distrito Metropolitano de Quito; Arq. María Samaniego, Presidenta Bienal; Arq. Alejandra Pinto, Coordinadora Bienal; Angélica Arias, Directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito; Sr. Camilo Restrepo, Presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y Arq. Pablo Moreira, Presidente del CAE-P

Quito, 26 de octubre del 2017.- El Colegio de Arquitectos de Pichincha presentó el jueves, 26 de octubre, en el Centro Cultural Metropolitano, la XXI edición de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito, BAQ2018, que, al celebrar sus 40 años de trayectoria, propone centrar el diálogo y el debate sobre la arquitectura en sí misma.

Durante el evento de lanzamiento, se presentaron los tres frentes de trabajo de la Bienal: académico, concurso y cultural y el planteamiento temático de esta edición, el cual es el eje a través del cual se aborda y se desarrolla la base teórica que sustenta al evento. Con este antecedente, la XXI Bienal de Arquitectura de Quito tendrá como su enfoque principal a la obra arquitectónica.

La Comisión Académica de la BAQ 2018 ha reflexionado sobre cómo las aproximaciones a la arquitectura que se vienen dando en los últimos años, tienden a destacar exclusivamente un aspecto de la práctica arquitectónica. En este escenario, que resulta acorde al clima cultural predominante, parece ser, sin embargo, que se han reducido los espacios para el diálogo sobre la arquitectura en sí misma, que aspira a la unidad y es capaz de abordar diversos aspectos de forma simultánea. Propone, entonces,  volver la mirada a esta arquitectura de oficio, reflexiva, a obras que sean consecuentes y coherentes con la realidad sin dejar de ser coherentes con la disciplina. En este sentido, el nombre de la próxima bienal será BIENAL PANAMERICANA DE ARQUITECTURA DE QUITO, nada más, pues es de ARQUITECTURA de lo que se propone hablar, explicó la arquitecta María Samaniego, presidenta de la Comisión Bienal y Vicepresidenta del Colegio de Arquitectos de Pichincha, durante su intervención.

En el marco del evento, también se anunció el nombre de algunos de los ponentes que asistirán a esta cita en el 2018;  y se presentó las convocatorias a la academia y los profesionales para coorganizar la BAQ participando con trabajos de investigación para la construcción del eje académico.

En su discurso Pablo Moreira, Presidente del Colegio de Arquitectos de Pichincha, abordó la historia de la Bienal de Arquitectura de Quito, su trascendencia en el tiempo como espacio de reflexión de la arquitectura y la importancia de haber presenciado la evolución del debate contemporáneo de nuestro oficio y de constituir un evento cultural de influencia internacional.

Además, se hizo el lanzamiento de la imagen de esta BAQ 2018 , a través de la creación de una identidad visual que perdure en el tiempo.  Así mismo, se presentó el Libro de Ganadores del Concurso de la XX BAQ 2016 y se entregó un homenaje a la Revista Trama al cumplir cuarenta años de difusión de la arquitectura en nuestro país.

La presentación contó con la presencia y participación del  Arq. Jacobo Herdoiza, Secretario de Territorio Hábitat y Vivienda del Distrito Metropolitano de Quito; la Arq. Angélica Arias, Directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y del Sr. Camilo Restrepo, Presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, también intervinieron los arquitectos Alejandra Pinto, Coordinadora de la BAQ y Pablo Moreira, Presidente del Colegio de Arquitectos de Pichincha.

A lo largo de sus 40 años de historia, la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito ha logrado construir una trayectoria sólida, visibilizar acciones y propuestas a nivel mundial que respondan a las realidades del contexto local y de la región. Lejos de querer ser una vitrina de estrellas, la curaduría de la Comisión Académica de la BAQ ha investigado el trabajo de actores en el ámbito de la arquitectura y el urbanismo que den respuesta a las temáticas planteadas en cada edición, entendiendo que la arquitectura mundial debe ampliar el espectro de respuesta y comenzar a generar soluciones a problemáticas globales.

El hecho cierto es que la arquitectura tiene buenas prácticas que contar al mundo y la XXI BAQ2018, como un espacio de intercambio e integración emblemático en el continente, sostiene su compromiso de visibilizar estas experiencias en esta nueva edición.

Pin It on Pinterest

Share This