Cincuenta años después de su construcción, el edificio del Banco Central del Ecuador (BCE) es visto como una muestra de la belleza arquitectónica de la ciudad de Quito. Esto motivó que el sábado, 3 de marzo, una delegación del Colegio de Arquitectos del Ecuador, Provincial de Pichincha (CAE-P) realizara un recorrido por las instalaciones de la infraestructura ubicada en el límite entre el Centro Histórico y el centro-norte de la urbe, a la altura del parque de La Alameda.

Durante la visita, los expertos narraron la historia de la edificación y destacaron su tipología funcionalista, propia de la época en que se construyó. Los planos del edificio de la matriz del Banco Central del Ecuador fueron elaborados en 1963 por el arquitecto ecuatoriano Ramiro Pérez y  la obra se inauguró en 1968.

En la planta baja del edificio del BCE, ubicado en la Avenida 10 de Agosto y Briceño, se encuentra un mural creado por el escultor ecuatoriano Jaime Andrade Moscoso. Su hijo, Jaime Andrade Heymann, quien estuvo presente en el recorrido del CAE-P, explicó a los asistentes los detalles de esta obra elaborada en su totalidad con piedras nacionales, constituyéndose en el primer mural desarrollado en Quito con la técnica de mosaico de piedra en relieve.

María Samaniego, vicepresidente del Colegio de Arquitectos de Pichincha, destacó la importancia de este tipo de eventos que resaltan las obras arquitectónicas de la ciudad mediante recorridos guiados por sus autores o gestores, con el fin de incentivar el interés por la arquitectura relevante desarrollada en la ciudad y en el país.

Al finalizar el recorrido, el BCE recibió de parte del CAE-P una placa de agradecimiento por su apoyo para desarrollar las visitas académicas y culturales, además de permitir a la ciudadanía aprender de una manera más cercana y real sobre la historia de este edificio, referente de la arquitectura nacional.

Comments

comments

Pin It on Pinterest

Share This